Tu construcción ya está casi lista, pero te hace falta pensar en el tipo de techo. Esta elección es sumamente importante, ya que no sólo tiene que ser durable, también tiene que tener un diseño único para que tu edificación haga la diferencia. Sin olvidar que debe tener la funcional adecuada.

El arcotecho ofrece muchas ventajas competitivas su instalación fabricación y mantenimiento ofrecen un ahorro de recursos, materiales y tiempo. Pero además:

Se adaptan a casi cualquier entorno a diferencia de otros tipos de techos.

Su colocación es un proceso sencillo y rápido en comparación con la instalación de techos convencionales. Solo basta con tener la maquinaria especializada para fijarla. Su uso y funcionalidad es instantánea.

Un arcotecho no tiene que ser proyectado mediante planos arquitectónicos , lo que reduce gastos innecesarios.

Es una cubierta auto soportable, esto significa que existe un ahorro real de elementos estructurales adicionales. Lo que optimiza costos de producción.

Su flexibilidad hace que sea adaptativo. Esto significa que se pueden hacer diseños únicos adecuados a cualquier negocio.

Estas ventajas sin duda te ayudarán a elegir la opción ideal para tu proyecto. Recuerda siempre pedir asesoría especializada.


Estructuras